EL PIANO EN EL COLEGIO CHA
    VIDEO

                Hola mi nombre es Cristina de la Fuente y aunque tengo formación tanto en Química como en Música, mi gran afición, profesión y pasión es la Música y en concreto el Piano. Desde bien pequeña, con 5 añitos ya hacía mis pinitos con el instrumento y aunque lo he compaginado con la Licenciatura en Químicas, al final he conseguido dedicarme a lo que más me gusta, la Enseñanza Musical, tanto en el Colegio ,como profe de Música en Secundaria como a través de la Asociación Barlovento siendo monitora de Piano tanto de peques de primaria como de Secundaria.

¿Qué consejo o recomendaciones daría a los que empiezan ahora a estudiar el piano?

Curiosidad y perseverancia. La constancia es una de las mejores virtudes de un músico. Y el deseo constante de mejorar, buscar, investigar, probar, ilusionarse.

 

La actividad de Piano comenzó en el CHA a través de la Asociación Barlovento desde el inicio de la Asociación y tuvo gran aceptación por parte de los alumnos porque aunque es una actividad que requiere bastante disciplina y orden, los resultados adquiridos a corto plazo por los alumnos han sido siempre extraordinarios y los padres lo han podido confirmar escuchando tocar el piano a sus hijos en Festivales durante el curso escolar (como en Navidades o fin de curso).

Es difícil saber si el interés que un niño pueda tener en aprender a tocar el  piano  va a derivar en seguir una carrera profesional dedicada a la  música . No obstante, su aprendizaje debe encauzarse bien desde los primeros momentos de contacto del niño con el instrumento y eso es lo que he intentado siempre, ‘'que los peques se emocionen  y disfruten con este precioso instrumento musical como yo lo he hecho siempre''.

En  mi clase disponemos de un piano  forte vertical y un teclado electrónico y eso me permite hacer música a 2 pianos e incluso a 4 manos en cada piano para que los alumnos se acostumbren a tocar solos o en grupo. ¡Y LO CONSIGUEN! Como las pequeñas orquestas, son capaces de interpretan música al piano con sus pequeñas manitas.

Todos los años en los festivales de Piano que organizamos podemos ver como los familiares (padres, abuelos…) de estos pequeños intérpretes derraman alguna lagrimita porque ven, sienten y se emocionan con las interpretación de sus hijos y de verdad que es MUY MUY GRATIFICANTE para mí, como profesora admirar el trabajo de mis alumnos, su amor por el instrumento y verles cómo se crecen en su interpretación en directo al piano.

 

LA VIDA ES COMO LAS TECLAS DEL PIANO, LAS BLANCAS SON LOS MOMENTOS FELICES, LAS NEGRAS LOS MOMENTOS DIFÍCILES, PERO JUNTAS TOCAN LA MEJOR MELODÍA:

LA VIDA

© Asociación Barlovento. Todos los derechos reservados. Aviso legal